(+34) 965 99 50 60 info@detectives.online

Si ha llegado a esta página, es por que está interesado en saber el precio de un Detective Privado. En síntesis no es un profesional barato, pero no lo es por muchos factores. Por otro lado, tampoco es un profesional caro por otros tantos factores. Por favor, lea las siguientes líneas:

Para empezar es necesario valorar los errores que se suelen plantear cuando se busca una agencia de detectives privados.

Errores más comunes al valorar el precio de un detective:

Un detective privado es caro.

Falso, el precio de un detective no es caro. Debe tener en cuenta que un detective privado es un profesional cuyos estudios son universitarios. Aunque los precios que suele presupuestar están muy por debajo de lo que su categoría profesional debería facturar.

Si comparamos con el precio de un pintor (sin formación universitaria) el precio suele ser de 25 € por hora de servicio, si vamos a un mecánico suele ser de 40 a 60 € la hora, si contamos otros profesionales técnicos como masajistas, maquilladores, patrones de yate, y otras profesiones técnicas que requieren formación profesional, el precio puede ser incluso mayor que el presupuestado por detectives privados.

¿Cuánto cuesta un detective privado?

El precio de un detective promedio por hora de trabajo es aproximadamente 60 €, muy por debajo de profesiones universitarias como arquitectos, medicos, abogados e ingenieros. El error parte de pensar que un detective es una persona sin formación, alguien que ha decidido investigar como profesión sin ningún requisito ni obligación. Sin embargo hablamos de un profesional altamente formado para actuar dentro de la ley, y que tiene unas responsabilidades y obligaciones muy superiores que otros empleos realizados por personal con formación universitaria.

En primer lugar, debe observar la razón por la que contrata a un detective privado. Si usted esta pagando 1.000 € al mes por alguna medida como por ejemplo una medida compensatoria, un contrato con baja laboral, divorcio u otras… el pago de un detective resulta irrisorio en comparación de lo que puede dejar de perder. Por ejemplo, si usted paga 12.000 € al año y un informe de un detective le cuesta 1.500 € usted ahorrará 10.500 €, es un coste más que asumible para evitar perdidas tan grandes. Ya sea en mayor o menor medida, el contrato de un detective siempre le será beneficioso. Ni que decir tiene cuando se toman temas de infidelidades, relaciones empresariales y un largo etcetera. Por lo que para valorar si un detective es caro, primero hay que valorar cuanto le va a permitir ahorrar.

Si un detective solo tiene que seguir a alguien, ¿por que cobra tanto?

El detective privado soporta restrictivas regulaciones. Los detectives privados están sujetos a la Ley de Seguridad Privada 5/2014 del 4 de Abril, en esta ley a parte de la regulación se exigen ciertas condiciones para realizar la profesión, entre ellas están:

  • Disponer de un seguro de responsabilidad civil. Esta exigencia esta orientada a sufragar cualquier responsabilidad civil que pudiera producirse en el desempeño de la profesión. Nunca podrá ser inferior a 120.000 €.
  • Aval profesional: Aunque parezca increíble para cualquier profesional liberal, el detective debe disponer de un aval. Este aval es de una cuantía elevada, suponiendo una garantía profesional. La cuantía la determina el Reglamento de Seguridad Privada.
  • El detective debe disponer de unos sistemas de seguridad y protección de datos de nivel 3, de forma que casi están más protegidos que en un banco.
  • Están sujetos a regulaciones e inspecciones periódicas por la Policía Nacional para comprobar la adecuación a la ley.

Por otro lado, el trabajo del detective no es solo realizar un seguimiento, ya que el seguimiento no es más que una parte de todo el trabajo que se ha realizado. La inmensa mayoría de detectives, contabiliza solo las horas de seguimiento para facturar a parte de gastos suplidos. Por lo tanto no se cuentan las horas de trabajo empleadas en la elaboración del informe. Tampoco se contabiliza el tiempo empleado en editar el material de audio, videográfico y fotográfico. Sin contar que también queda fuera la redacción, transcripción, y realización de actividades administrativas derivadas del encargo.

El servicio es el mismo aunque los precios sean distintos.

Obviamente elegir por el precio de un detective suele ser temerario.  Muchos clientes no son conscientes de lo que una mala elección de profesional puede provocar. Para ello lo explicamos en estos 3 puntos:

Primero, usted puede elegir, sin saberlo, a alguien que no es detective. Esto puede solucionarlo consultando a la Policía Nacional (Seguridad Privada).  También puede asegurarse pidiéndole al detective su TIP (Tarjeta de identificación profesional). El profesional tiene obligatoriedad de identificarse con el siguiente carné:

Tarjeta profesional

Carnet de detectives privados.

Segundo, porque aun siendo detective, existen factores a tratar. Es conveniente saber la experiencia en el tema concreto, recursos, afiliaciones. Por ejemplo, es obligatorio estar colegiado en varias comunidades autónomas.

Tercero, porque puede estar realizando actividades deshonestas como competencia desleal o incorporar alumnos o becarios no remunerados para realizar los servicios de investigación.

Cuarto, según la legislación, contratar a alguien que no es detective puede incurrir en responsabilidades legales. Por otro lado, si el detective comete un delito, usted será responsable subsidiario.

En resumen, la calidad y experiencia del profesional es única y exclusiva. Debe cerciorarse siempre del profesional con quien está tratando. Cada uno tiene sus recursos, su experiencia, sus contactos, sus protocolos, su sistema de trabajo, y su calidad.

He encontrado un detective barato. ¿Por que es tan barato?

Tenga en cuenta que este servicio profesional reviste unas obligaciones y requisitos difíciles de cumplir por un detective “Low cost”. Por lo que desconfíe de detectives que presupuesten muy por debajo de la media de 60 € la hora. Cuando los servicios son sospechosamente baratos suele ser signo de:

  • No esta tratando con un autentico detective privado. En esta profesión existe un gran intrusismo profesional de personal sin la licencia. Se requiere una licencia del Ministerio del Interior, y muchos aprovechan el desconocimiento para ganar dinero de forma ilegal.
  • No esta al tanto de sus responsabilidades administrativas. Como en todos lados hay buenos y malos profesionales. La profesión de detective es estricta y obliga a estar dado de alta en la seguridad social y en hacienda durante el tiempo que la licencia esté activa. Sin embargo puede haber “profesionales” que estén de baja, y solo se den de alta cuando hay trabajo. Evidentemente es una actividad ilegal que puede ser denunciada ante la policía en su sección de seguridad privada. Por otro lado la nueva legislación obliga a disponer de una oficina y disponer de unas medidas de seguridad especificas, esto obliga a un desembolso mensual considerable e inviable para un “low cost”.
  • Novatos en busca de su “consolidación”. En ocasiones nuevos detectives tiran los precios por debajo para intentar conseguir contratos. Aunque es algo que a nivel profesional es cuestionable, a la larga solo provocará el cierre de la agencia por no cumplir con los requisitos administrativos y el mantenimiento de la empresa.
  • Publicidad engañosa. Como se dijo anteriormente, no todos los profesionales son tan “profesionales” como debieran. En ocasiones el precio por hora puede ser el gancho. Partiendo de ello pueden colocar incrementos por otro tipo de conceptos que a la larga inflan el precio.

Precio de un detective privado

Si desea saber el precio de un detective privado, siga leyendo sobre los conceptos que le contamos en adelante:

El coste varía según el profesional, pero como estimación le vamos a enseñar los honorarios que tienen oficialmente la Asociación Profesional de Detectives Privados de España y los honorarios aconsejados por el Colegio Profesional de Valencia:

En el caso de vigilancias, controles y observaciones:

En relación a horas facturadas, el periodo de 1 a 5 horas realizadas por un solo detective en servicio es de 300 a 350 €. Eso quiere decir que tanto sea una hora o cinco horas, el mínimo diario es de unos 300 a 350 €. A partir de esto, cualquier hora que pase de esas 5 horas de servicio mínimo, sera de 60 a 70 euros. La tarifa en festivos y horario nocturno puede llegar a subir hasta un 50% más.

En caso de localizaciones y buscas de personas:

El precio de un detective va a ser el mismo que el precedente caso. Si es simple y no acarrea una investigación que rebase las 5 horas se cobrará el precio básico de 350 euros.

En los casos de investigaciones técnicas o bien de seguros:
El coste que se aplica es el mínimo, a menos que haya un gasto de recursos extra que se va a acordar mediante un presupuesto entre las partes y que será admitido mutuamente.

Otros servicios de información se tienen en cuenta de la próxima manera:

  • Investigación e informe sobre alquileres: Parten de 800 € en adelante.
  • Investigaciones de tipo financiero: Desde 800 € en adelante.
  • Informes pre-laborales: De 800 euros en adelante.
  • Informaciones y elaboración de informe de tipo personal: De 1000 euros en adelante.

Debe tener claro que el precio de los informes varia atendiendo a la complejidad. Los informes podrán aumentar su precio en relación a los recursos y tiempo invertido.

En relación con los servicios de barridos electrónicos con detección de escuchas de teléfonos o de ambiente, localización de cámaras ocultas y otras medidas de vigilancia o contravigilancia, que deban ser realizadas en el hogar u oficina se cobrará una tarifa mínima de 1.500 euros, el precio de un detective aumentará según lo compleja que sea la operación.

En ocasiones se facturan conceptos como las consultas o asesoramiento, en ese caso se suele cobrar aproximadamente lo equivalente a una hora de servicio, pero sin establecer el servicio mínimo de 350 €, en este caso se factura como hora suelta. Aunque puede incrementar si existe desplazamiento o gastos realizados para llegar al lugar de la reunión (Siempre que sea fuera del despacho profesional). En el caso de ser un lugar tan alejado que revista horas para llegar, se tarificaran las horas empleadas en la ida y vuelta.

En los casos en que un detective deba acudir a un juzgado ya sea por observancia o ratificación del contenido del informe, el detective cobrará un mínimo de 180 € por detective y por cada comparecencia.

Conclusión

Esta fuera de toda duda que aportando pruebas y datos, permiten tanto a particulares, empresas, o abogados disponer de una serie de pruebas que de otra manera no podrían obtenerse.

¿Se imagina acudir a un Juicio sin pruebas? Hoy en día pocos lo hacen. Los testimonios de los detectives privados son tenidos muy en cuenta en juzgados, lo que representa una garantía.

Ahora dispone de referencias sobre el coste del servicio de un detective privado y lo que le puede aportar.  Por lo que es momento de consultar un letrado y contratar un detective que le aporte las pruebas necesarias.

Como verá, tiene grandes ventajas, puesto que le ayuda a eludir un sufrimiento innecesario. Satisface sus necesidades de información, le permiten ahorrar, resuelven sus dudas y le evitan posibles problemas futuros. Que el precio de un detective no sea lo que motive su decisión, sino la búsqueda de un profesional con garantía de calidad.

 

Artículos Relacionados

 

 
error: Contenido protegido.

Send this to friend